Fallo histórico y fundacional para el colectivo trans

Para escuchar la entrevista completa, realizada en Radio Caput el jueves 21 de junio, hacé click aquí.

El pasado lunes 18 de junio se dictó el fallo histórico y fundacional del Travesticidio por el crimen de Diana Sacayán, en octubre de 2015. Gabriel Marino fue condenado a cadena perpetua por homicidio agravado por odio de identidad de género.

Esta causa es histórica y fundacional por tres motivos: en primer lugar por tratarse de una referente de derechos humanos a nivel internacional, en segundo porque nunca había llegado a juicio el homicidio de una trans que reconociera el odio por identidad de género y, por último, porque son pocos los casos de este tipo que llegan a juicio.

La figura de “travesticidio” en lugar de homicidio, o crimen pasional, será un precedente para evitar futuros casos de violencia y odio hacia el colectivo trans. De esta forma se visibiliza a las agresiones hacia las personas trans que durante décadas fue estigmatizado, patologizado y perseguido.

Entrevistamos a su hermano, Sasha Sacayán, reflexionamos sobre el movimiento LGBTI+, la lucha de las compañeras trans y la importancia de este hecho histórico para un trato digno e integro a la sociedad.

– ¿Cómo se sintieron al escuchar la resolución del juez

Para nosotros fue un acontecimiento muy importante, fue algo que trabajamos muchos años. Pensamos en Diana como la militante que fue toda su vida, es un homenaje que se le hace en este fallo histórico, y que va a servir en todo nuestro colectivo tan estigmatizado y criminalizado históricamente.

– ¿Cuál es la diferencia entre travesticidio y homicidio?

En primer lugar es que se han negado históricamente las muertes de las personas travestis y trans. Nunca se han tratado en la justicia la muerte de las personas travestis y trans. Y en segundo lugar, cuando se habla de travesticidio se habla de las muertes que son crímenes violentos, crímenes con saña, crímenes de odio. Y ese odio viene a partir de toda una estructura de violencia que existe y de una ausencia del Estado. Porque el promedio de vida de las personas travestis y trans es de 35 a 40 años de vida, y esto es para que no suceda más, para que la justicia empiece a tener otra mirada.

– ¿Por qué decimos que es fundacional?

Es porque aparece la figura del travesticidio y a partir de ahora se va a tratar de otra manera, va a haber un protocolo para casos como este.

Nosotros tuvimos la de trabajar con la Ufem (del ministerio público fiscal), y con otras organizaciones, que fuimos generadores de la Ley de Identidad de Género, el Cupo Laboral Travesti-trans, realizamos informes sobre la vulnerabilidad sobre el colectivo. Tuvimos esa herramienta para presentar a la justicia. A partir de ahí comenzamos a coordinar las diferentes formas de llegar a la justicia.

– ¿Cual es la importancia de la ley de cupo laboral trans?

Es la posibilidad de integrarse al mercado laboral, para que las compañeras trans dejen de sufrir todas las exclusiones, la importancia de tener un trabajo genuino, la importancia de poder planificarse en la vida, con un promedio de vida de 35 a 40 años.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *